La Cámara Opina / EDUCACIÓN TÉCNICA Y DESARROLLO SOSTENIBLE

EDUCACIÓN TÉCNICA Y DESARROLLO SOSTENIBLE

 

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) ha insistido desde hace varios años en la necesidad de adoptar las recomendaciones del Compromiso por la Educación y acelerar las iniciativas referentes a la Educación Dual, en un esfuerzo nacional que nos encamine a la preparación de jóvenes panameños en las disciplinas técnicas requeridas por nuestras particulares características de desarrollo. Esta meta guarda correspondencia con la actual sobreoferta registrada en varias profesiones en Panamá.

En coincidencia con este interés, mediante Decreto Ejecutivo No. 782 del 23 de noviembre de 2015, el Gobierno Nacional creó “la estructura para el desarrollo del Instituto Superior del Este (ITSE), dirigido a “facilitar el consenso y colaboración entre el sector público y el sector privado…cuyo propósito principal será captar, formar, evaluar, certificar y colocar a los técnicos requeridos por el sector empresarial, pero lograr el desarrollo sostenible de los diversos sectores de la economía nacional”.

La instrumentación de este instituto, que en la actualidad se construye en Tocumen, estará a cargo de un Consejo Directivo, responsable de “consolidar los diferentes planes, programas y metas de los diversos entes gubernamentales, en coordinación con el sector privado”.

Cabe señalar que, como organismo representativo de la empresa privada, la Cámara de Comercio formará parte del Consejo Directivo mencionado, razón por la cual se propone llevar a cabo esta tarea con la participación y el apoyo decidido de sus miembros. Nos proponemos aportar iniciativas que enriquezcan y fortalezcan la gestión del ITSE, al tiempo que generaremos en las empresas afiliadas las oportunidades laborales que permitan captar y aprovechar los recursos profesionales formados en dicha institución educativa.

Somos conscientes, sin embargo, que los otros muchos y complejos problemas que afectan a la educación nacional requieren reformas estructurales, demoradas por décadas, y sin las cuales no podremos garantizar en este campo el grado de competitividad que nos asegure un desarrollo integralmente sostenible.

 En dicho sentido, compartimos las expectativas de la sociedad nacional en cuanto a proyectar para el próximo gobierno la adopción de políticas de Estado que hagan de la educación un factor liberador y potenciador de todas nuestras posibilidades futuras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *