LA CAMARA OPINA / LA EDUCACIÓN: DESAFÍO PARA GRANDES ESTADISTAS

El Presidente de la República que lleve a cabo una transformación verdaderamente renovadora de nuestra educación, conquistará sin duda un sitial de honor en la historia nacional.

Iniciamos un nuevo año escolar, en el que no sólo los problemas de infraestructura de los centros educativos prevalecen; si no que, continuamos careciendo de atender las necesidades reales del país en este campo.

El inicio del año lectivo en medio de una campaña electoral recalca que, ESTA BIEN PUEDE SER LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD que tengamos para enrumbar nuestra educación en términos institucionales, de modernidad, calidad y pertinencia, tanto para potenciar la formación calificada de nuestros jóvenes, como para afianzar las posibilidades de desarrollo sostenible de Panamá.

Los panameños tenemos el derecho y la responsabilidad de exigir un compromiso firme en el sentido de resolver, sin excusas los componentes medulares de esta prioridad nacional. En esa dirección se orientan las acciones propuestas por nuestro proyecto Agenda País 2019.

Desde la misma, recomendamos incrementar y elevar el nivel de la educación pública tratando de equiparar los programas y los resultados con la educación que ofrecen los centros educativos privados. Al tiempo que, se tiene que apoyar el funcionamiento pleno del Consejo Permanente Multisectorial para la Implementación del Compromiso Nacional de la Educación, este debe ser el brazo que garantice el cumplimiento de las políticas y líneas de acción que se adopten en la materia.

De igual forma, reconocemos los beneficios del desarrollo y ejecución del proyecto del Instituto Técnico Superior Especializado, especialmente para impulsar la educación técnica profesional en disciplinas afines al desarrollo nacional.

Mientras que, estimamos que a mediano plazo se debe establecer un Centro de Investigación Educativa y un Instituto de Estadística y Evaluación utilizando la figura de Asociaciones de Interés Público, con miras a dar seguimiento a la calidad y proponer políticas públicas en beneficio del sector, desde entes autónomos de colaboración interinstitucional.

Así como se debe fortalecer la formación de directores administrativos, dotarlos de herramientas que les permitan ser más efectivos en la gestión de los centros educativos, lo cual se traduce en mejores resultados.

Estas son tan sólo algunas acciones propuestas. El desafío es, entonces, para candidatos con temple y carácter de estadistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *