El varicocele ocurre en el 40% de los hombres que buscan tratamientos de infertilidad

  • Es una enfermedad que afecta al 15% de la población masculina
  • La mayoría de los casos de varicocele son asintomáticos

Entre las enfermedades que afectan el tracto genital masculino, una de las más comunes es el varicocele. El varicocele es una dilatación varicosa del plexo pampiniforme y su origen es congénito.

Afecta aproximadamente al 15% de la población mundial masculina. “Esta enfermedad tiene una estrecha relación con problemas de infertilidad masculina, es considerado de hecho, como el factor más frecuente ya que afecta a aproximadamente el 30% de los pacientes que sufren de infertilidad” comenta el Dr. Saúl Barrera, director de IVI Panamá.

Según el Informe de Gestión de la Caja de Seguro Social de Panamá (CSS) 2018, en el Servicio de Urología, la segunda cirugía más común es la de varicocele.

 

Las causas del varicocele

Las causas del varicocele aún no están claras, por lo que es denominada una enfermedad multifactorial. Desde un punto de vista estadístico, esta patología, en aproximadamente el 80% de los casos, está asociada con la presencia de un testículo más pequeño y, precisamente, con esta alteración morfológica parece estar relacionada a una incidencia en la producción de esperma.

En general, el varicocele masculino ocurre entre las edades de 15 y 25 años y solo en casos excepcionales surge antes de esta edad o más tarde. En el 85% de los casos afecta solo el testículo izquierdo.

Entre las causas principales podemos mencionar un bloqueo del flujo sanguíneo a nivel de los vasos abdominales ubicados después de las venas testiculares que, al evitar que la sangre fluya adecuadamente, causaría la dilatación de las venas espermáticas.

 

Los síntomas del varicocele

En la mayoría de los casos, el varicocele no produce ningún síntoma, algunas veces da sensación de pesadez o dolor en los testículos, en después de haber estado de pie o después de una relación sexual prolongada o esfuerzo físico.

 

Efectos sobre la fertilidad.

Esta patología es la principal causa de infertilidad masculina porque implica una alteración de la espermatogénesis debido a las alteraciones térmicas del testículo y la estasis venosa. El varicocele aumenta el estrés oxidativo, con un incremento de sustancias que alteran la movilidad de los espermatozoides y corrompen la integridad de su ADN.

El varicocele puede conducir a una reducción en el número y la motilidad de los espermatozoides o su morfología. Desde este punto de vista, un diagnóstico oportuno y una intervención posterior parecen fundamentales para preservar la función reproductiva.

 

Tratamiento del varicocele masculino

Si el varicocele no ha afectado la fertilidad masculina, generalmente no se recomiendan una intervención, sino visitas periódicas para determinar el estado de salud del paciente.

Si se observa una reducción en el número y la motilidad de los espermatozoides después de los exámenes y si la pareja femenina no es infértil, es aconsejable una intervención dirigida a ocluir la vena espermática interna mediante una cirugía o una embolización.

Después de los 35 años, la eficacia de esta modalidad de tratamiento se reduce drásticamente y, por lo tanto, para fines reproductivos, es apropiado recurrir a la reproducción asistida.

 

Varicocele femenino

El varicocele es una enfermedad que afecta principalmente a los hombres, pero también existe una forma de varicocele femenino, el síndrome de congestión pélvica. Es la dilatación de las venas en el área pélvica y en particular de las venas ováricas y las ilíacas internas que conduce a una acumulación de sangre.

Las causas pueden incluir mal funcionamiento de la válvula u obstrucción de las venas. A diferencia del masculino, el varicocele femenino no causa infertilidad, pero conduce a síntomas de dolor muy fuertes y frecuentes. La terapia implica un enfoque farmacológico primero y solo después, si la condición dolorosa persiste, una intervención quirúrgica.

Reproducción Asistida en el caso del varicocele

La mayoría de los estudios científicos atestiguan que la recuperación completa de la fertilidad después de una corrección de varicocele es de alrededor del 35%, y en otro 35% de los casos hay una mejora significativa en la calidad del líquido seminal.

Sin embargo, en el 30% restante de los casos, el tratamiento no produce ninguna mejora. Si el varicocele ha tenido una reducción moderada en la concentración y motilidad de los espermatozoides, la solución más efectiva puede ser la inseminación artificial. De esta manera, es posible reducir la distancia que separa el óvulo del espermatozoide y hacer frente a una motilidad reducida de este último.

Si el varicocele, por otro lado, ha causado problemas más importantes, es posible recurrir a la fecundación in vitro.

En IVI Panamá, la infertilidad causada por el varicocele ya no es un obstáculo para la realización del sueño de ser padre, si sospechas o sabes que tienes varicocele y no has podido tener hijos, puedes agendar una cita para evaluar tu caso en la Unidad de Salud del Hombre.


Sobre IVI – RMANJ

IVI nació en 1990 como la primera institución médica en España especializada íntegramente en Reproducción Humana. Desde entonces ha ayudado a nacer a más de 160 000 niños, gracias a la aplicación de las últimas tecnologías en Reproducción Asistida. A principios de 2017, IVI se fusionó con RMANJ, convirtiéndose en el mayor grupo de Reproducción Asistida del mundo. Actualmente cuenta con más de 65 clínicas en 11 países y es líder en Medicina Reproductiva. https://ivi.com,pa/http://www.rmanj.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *