10 consejos para aumentar la capacidad de ahorro en los hogares

El ahorro es una herramienta financiera que le permite a las personas prever y prepararse para gastos inesperados y alcanzar metas a un plazo determinado. El ahorro es el primer paso para tener una buena salud financiera.

 “Para tener una buena salud financiera, lo ideal es destinar entre un 10% y un 20% de los ingresos a un plan de ahorro. No obstante, si para la persona es imposible destinar este porcentaje, se recomienda empezar con montos más bajos. Lo más importante es empezar”, señaló Vanessa Francisco, Gerente de Productos de Depósito de Scotiabank.

Para empezar a ahorrar, los especialistas recomiendan elaborar un presupuesto. “El presupuesto es un instrumento ideal para organizar los ingresos y gastos en un tiempo determinado y conocer cuánto puede destinar la persona a un fondo de ahorro para cumplir sus objetivos”, añadió Francisco.

En un escenario ideal, del total de ingresos, se debe destinar un 50% para cubrir gastos fijos (gastos del hogar, transporte, comunicación, pago de préstamos, etc.), un 10% para ahorros a corto plazo (imprevistos, vacaciones, emergencias, etc.), un 10% para ahorros a mediano y largo plazo (compra de casa, pensión, entre otros), un 20% para diversión y educación y un 10% para donaciones.

Afrontar los gastos sin dejar la cuenta en cero es un reto para muchos. Por este motivo, Vanessa Francisco, ofrece 10 consejos para aumentar la capacidad de ahorro en los hogares:

  • Elabore un presupuesto familiar. Incluya todo el dinero que recibe, los egresos fijos (gastos del hogar, préstamos) y variables (cumpleaños, eventos especiales, regalos de navidad).
  • Identifique los gastos que deben ser eliminados. Se requiere de mucha disciplina para reconocer cuáles gastos puede y debe suspender para tener mayor liquidez. Compre lo necesario y evite los lujos.
  • Controle los “gastos hormiga”. Las pequeñas cantidades de dinero que gastamos casi a diario y que no teníamos contempladas en nuestro presupuesto pueden representar un gasto significativo para nuestro bolsillo.
  • Establezca metas de ahorro. El ahorro debe ser medible, realista y oportuno. Para iniciar, establezca cuál es su meta y el plazo que tiene para cumplirla, de esta manera sabrá el monto que debe ahorrar.
  • Defina un fondo de emergencia. Para mantener finanzas saludables es fundamental tener un fondo para hacer frente a situaciones que, si bien son emergencias, se pueden prever, tales como: mantenimientos del automóvil, la pérdida de trabajo o una enfermedad.
  • Ahorre el dinero que reciba de sorpresa (regalos, excedentes de la asociación, ahorros navideños y bonos). Piense que antes no contaba con este.
  • Realice compras inteligentes:
  • Compare precios y busque ofertas. Investigue dónde comprar y compare calidad y precio de los productos.
  • Gastos de supermercado. Escriba una lista de lo que necesita y así evitará comprar algo que ya tiene o no requiere.
  • Compre en grandes cantidades. Si su familia es numerosa, evalúe realizar sus compras en establecimientos al por mayor.
  • Eviten las compras por impulso.
  • Reduzca las facturas por servicios y cuide el medioambiente:
  • Utilice el agua de manera eficiente.
  • Apague la luz cuando no la necesite y utilice bombillas de bajo consumo.
  • Cuando compre un artículo para el hogar, elija aquellos con la etiqueta amarilla Energy Guide y los productos que tengan calificación ENERGY STAR. Estos le pueden ahorrar hasta un 50% en el uso de energía.
  • Revise sus planes de telefonía e internet. En algunas ocasiones, no consumimos todos los servicios contratados.
  • Pague a tiempo sus deudas, de esta forma evitará el pago de intereses.
  • Aproveche los beneficios de su tarjeta de crédito. Las tarjetas de crédito, si se utilizan de manera responsable, ofrecen múltiples beneficios a los usuarios, por ejemplo: pago en cuotas sin intereses en plazos de 3, 6 y 12 meses, descuentos en comercios, programas de lealtad (puntos o millas). Tenga presente las fechas de corte y de pago para no generar cargos adicionales que aumenten sus deudas.

“Empiecen a ahorrar cuanto antes. Mientras más temprano comiencen a ahorrar, más tiempo tendrá su dinero para crecer”, finalizó Francisco.

 


Acerca de Scotiabank

Scotiabank es el banco internacional de Canadá y un destacado proveedor de servicios financieros en las Américas. Estamos comprometidos en ayudar a mejorar la situación de nuestros más de 25 millones de clientes a través de una completa gama de asesoría, productos y servicios en los sectores de banca personal y comercial, gestión patrimonial, y banca privada, corporativa y de inversión, y mercados de capital. Con un equipo de más de 100,000 empleados y con más de $1 billón en activos (al 31 de julio de 2019), Scotiabank cotiza sus acciones en la Bolsa de Valores de Toronto (TSX: BNS) y la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE: BNS). Para obtener más información, visite www.scotiabank.com y síganos en Twitter en @ScotiabankViews.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *