¿Cómo puedo empezar a facturar electrónicamente en Panamá?

La tecnología ha provocado una serie de cambios en la manera “normal” de hacer las cosas. Y esto sin duda se ha notado aún más desde el inicio de la pandemia. Lo que antes era acudir a un restaurante con la familia, se convirtió en pedir en plataformas de delivery en línea y ver una película en casa se convirtió en ver películas y series de televisión en los diferentes servicios de streaming. ¡Cuánto cambiaron los hábitos solamente en el lapso de 2 años!

Si algo nos ha enseñado la historia es que todo cambia o muta, porque se descubren nuevas y mejores formas para hacer todo más rápido, más económico y más eficiente. De ahí que tantas innovaciones se han hecho presentes, no solo para el sector del software, sino para todo tipo de industria que se haya beneficiado de aquellos atributos citados.

Una de las cosas que ha cambiado para bien es la facturación. La misma ha migrado, de emisión tradicional hacia una más digital, la denominada “facturación electrónica”. La misma ha tenido un despunte interesante desde el segundo milenio, sobre todo en Latinoamérica, región que la ha adoptado a gran escala. Países pioneros como México, Chile, Guatemala, Brasil, entre otros, han impulsado esta iniciativa, incentivando también a otras naciones a sumarse.

Para el Ing. Rafael Montero, CEO de la empresa tecnológica GuruSoft, “la facturación electrónica llegó en uno de los momentos más cruciales de la historia, en el que aspectos tales como la digitalización y la transformación digital, están en boca de todos. Justamente es este contexto el que permitió la adopción de una herramienta que promueve agilidad a las operaciones no solo del área de facturación, sino de aquellas afines: contabilidad, finanzas, compras, logística, ventas, entre otras”.

Panamá no es la excepción, en cuanto a la adopción de esta modalidad. Sigue un camino de desarrollo y crecimiento sostenido, desde que las autoridades de la Dirección General de Ingresos (DGI), ente tributario del país, decidieron implementar este sistema para obtener todos los beneficios que ofrece.

Luego de establecer un período de prueba conocido como Plan Piloto, en el que se pudo observar el funcionamiento y los resultados de esta herramienta en un grupo reducido de empresas, Panamá dio paso a la adhesión voluntaria de los contribuyentes a este sistema.

Tras este período, se fueron conociendo los primeros obligados a facturar electrónicamente. Según lo comunicó la DGI, deben utilizar facturación electrónica todos los nuevos RUC, independientemente de su nivel de facturación.

La siguiente gran novedad que se conoció en este sentido fue que, desde el 30 de julio del 2022, todas las empresas o comercios que sean proveedores del Estado deben tener a la facturación electrónica como su sistema de emisión de comprobantes. Cabe destacar que esta medida tiene algunas excepciones, tal como advierte la institución fiscal en la correspondiente circular.

Por eso, si quieres dar este salto a la facturación electrónica, te compartimos los requisitos en Panamá. Necesitarás dos herramientas: la primera, un dispositivo electrónico o computadora con conexión a internet, ya que es allí donde se enviará la factura al Proveedor de Autorización Calificado (PAC), que es una empresa especializada y autorizada por la DGI.

Luego de su debida autorización, se le envía el Comprobante Auxiliar de la Factura Electrónica (CAFE), al cliente. Para definirlo, tomaremos las palabras de la DGI, quien, en su website, lo define como “un documento fiscal auxiliar, siendo solamente una representación resumida y simplificada en forma gráfica de una transacción que ha sido respaldada por una factura electrónica”.

La segunda es la impresora (que no debe ser fiscal), solo en caso de necesitar el comprobante anterior en físico.

Ahora bien, como emisor de facturación electrónica, debes cumplir con los siguientes requisitos, especificados también por el ente tributario panameño:

  • “Contar con la debida excepción de uso de Equipos Fiscales.
  • Contar con un certificado electrónico expedido por un prestador de servicios de certificación registrado ante la Dirección Nacional de Firma Electrónica del Registro Público de Panamá, con el cual deberá firmar sus documentos electrónicos.
  • Estar debidamente registrado en el Sistema la Factura Electrónica de Panamá ante la Dirección General de Ingresos (DGI).
  • Emitir los documentos según las especificaciones establecidas en la Ficha Técnica.
  • Contratar los servicios de al menos un Proveedor Autorizado Calificado (PAC) para obtener la Autorización de Uso de sus documentos electrónicos”.

Según Montero: “este cambio, como todo aquel que debemos aceptar en nuestra vida o nuestro negocio, tendrá una resistencia natural al cambio. Es necesario, sin embargo, que se recuerde que la innovación no puede ser detenida y es la que nos impulsará finalmente a la consecución de todas las metas que tengamos. No es un camino fácil, pero es el mejor, siempre que se cuente con un especialista que nos guíe adecuadamente”.


Una empresa con trayectoria

GuruSoft es una empresa con amplia trayectoria en el rubro de software. Cuenta con más de 13 años de experiencia y tiene presencia operativa en 9 países de Latinoamérica, convirtiéndole en un aliado ideal para los negocios. Es también Proveedor de Autorización Calificado (PAC) en Panamá y cuenta con un equipo de trabajo íntegro que está siempre dispuesto a asesorar a aquellos contribuyentes que deseen dar un salto de calidad en sus negocios, hacia la facturación electrónica.