Descubre cómo optimizar el uso de las remesas

En un mundo cada vez más interconectado, las remesas juegan un papel fundamental en la estabilidad económica de muchas familias alrededor del mundo. De acuerdo con un informe del Banco Mundial (BM) sobre migración y desarrollo, destaca que el crecimiento de los flujos de remesas de 2022, aumentaron un 8% hasta alcanzar los US$647,000 millones. Estos recursos representan no solo un apoyo financiero crucial, sino también una oportunidad para empoderar a las personas que reciben el dinero.

El impacto positivo de las remesas, garantizan que estos fondos no solo satisfagan necesidades inmediatas, sino que también contribuyan al desarrollo sostenible y al bienestar a largo plazo. En esa línea, resulta relevante conocer las estrategias para sacar el máximo provecho a las remesas, ya sea para iniciar un negocio o mejorar la vivienda.

Inicia un negocio con remesas

 

Bajo esta premisa, el Programa de Educación Financiera “Aprende y Crece” señala que, en primer lugar, es importante considerar que las remesas pueden ser un capital inicial para emprender un negocio propio. Por ello, diversos expertos afirman que, un enfoque integral hacia el emprendimiento implica una cuidadosa investigación y planificación.

Para lograr el éxito empresarial, es fundamental comenzar identificando oportunidades de negocio en tu área y desarrollar un plan sólido. Considera la diversificación invirtiendo en negocios que ya conoces. La educación financiera es crucial; por ello, es importante adquirir conocimientos en gestión empresarial y finanzas. Además, destinar parte de las remesas para reinvertir en el negocio es esencial para garantizar un crecimiento sostenible.

 

Remodela y mejora tu vivienda

Finalmente, es importante identificar tus prioridades al hacer una lista de las mejoras necesarias, clasificándolas según su importancia y costo. Solicita presupuestos de contratistas o proveedores de servicios para obtener una comprensión precisa de los costos asociados. Para financiar estas mejoras, destina una parte de las remesas específicamente para este propósito. Luego, es crucial supervisar el trabajo de cerca para garantizar que se lleven a cabo de acuerdo con tus expectativas y estándares de calidad, asegurando así un proceso efectivo y satisfactorio.

Maximizar el aprovechamiento de las remesas no solo se trata de gestionar fondos financieros, sino de construir un camino hacia el desarrollo sostenible y la prosperidad a largo plazo. La responsabilidad de quienes reciben remesas radica no solo en administrar cuidadosamente estos ingresos, sino también en generar un impacto positivo y duradero en sus entornos.